Madre sólo hay una, o dos

El tema del cuál voy a hablar, puede levantar ampollas. Así, que vaya por delante, que en mi época, fui una firme defensora de sus derechos. Me refiero al colectivo LGTBIQ, del cual tengo dos o tres conocidos. Pero, de esta cuestión de la maternidad/paternidad, es hilar muy fino, demasiado, tal vez. Y hablo del controvertido lío amoroso de Toñi Moreno y Rosana Arbelo. Toñi Moreno, tuvo una hija, Lola, que es el objeto de mi artículo.

Toñi Moreno y Rosana, la pareja de la que todo el mundo habla

Por lo visto, La Moreno, tuvo a su hija, a instancias de Arbelo. Sin embargo, a punto de tener a Lola, Moreno y Arbelo, rompieron su relación argumentado la cantante canaria, que no estaba preparada para serlo. Dejando a La Moreno, compuesta, sin novia, y con una niña de camino. Rosana Arbelo, volvió con su ex pareja. Y Toñi Moreno, tuvo a su hija, en
solitario. Todo muy solidario y comprometido, por parte de Arbelo. ¡Muy bonito todo, sí, señor! Rompiendo en mil pedazos, la imagen de solidaridad y responsabilidad, que tenemos de parte de este colectivo, siempre dispuesto a salir en defensa de aquellos, a los cuales la sociedad heteropatriarcal, dirigida, por el macho caramacho alfa de turno, despreciamos o pisoteamos, a conciencia.

Toñi Moreno rompe con Rosana

Casos como este, los ha habido a montones. Y ahora más con las nuevas familias o parejas de hecho, sean hetero u homosexuales. Si una de las partes de la pareja, no quiere asumir la responsabilidad de tener un hijo, patada en el trasero a la madre y a lo que venga. Y a componérselas, como pueda, la pobre chica.

Dentro del mundo del famoseo los ejemplos, son más abundantes, por el renombre de los progenitores. Desde los Esteban-Janeiro, hasta los dos Cordobeses. Y en medio Javier dos Santos Iglesias, hijo de Julio, no de Pablo. Pero a diferencia de la ex pareja Arbelo-Moreno, no hay un padre biológico, del cual solicitar una pensión para la criatura en disputa. ¡Genial, tu, muy bonito, por parte las tías que reniegan de su maternidad compartida!

Rosana confirma que todavía no conoce a la hija de Toñi Moreno

Será muy moderno todo, muy en la onda y muy guay. Pero no me convence esto, por muy a la moda que esté. Pues si lo hubiera hecho todo esto, un hombre, las feministas habrían puesto el grito en el cielo. Llamándolo de todo, menos guapito de cara. Desde machirulo desconsiderado, hasta heteropatriarca, que piensa con la entrepierna. Pero como lo ha realizado, una feminista de pro y lesbiana, Arbelo, vive su vida y su sexualidad, de una forma muy fluida, y libre. Sin darse cuenta, y sin darnos cuenta, de
que es lo mismo, que en su día hizo Jesulín de Ubrique, alias, Jesús Janeiro. Lo que diferencia ambos actos, es el género de sus co protas. Y la mentalidad de ambos, más su profesión. Increíble, pero cierto.

Amparo Gimeno Pastor. Periodista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s