¿Tienen pene Cifuentes y Carmena?.-Penes, vulvas e ingeniería social

El debate está abierto, aunque la ideología LGTB, para los transexsuales, no admite discusión, de la misma forma que el PP, el PSOE, CIUDADANOS y por supuesto LOS PODEMITAS, todos con pensamiento único en favor de aleccionar al resto de la población, el 0’004% contra el 99,996% que disponen de pene y vulva incluidos los homosexuales, lesbianas y bisexuales.

carmena-y-cifuentes-del-bracete
pio_moaArtículo de PÍO MOA en gaceta.es

¿Tienen pene Cifuentes y Carmena?

En tuíter he planteado esta cuestión, juzgando por la furia que han mostrado las dos mandamasas por el autobús de Hazte Oír, el cual exponía una verdad evidente, que no exige demostración. Según estas personas –y muchos otros mandamases—, hay niñas con pene y niños con vulva, absurdo mucho mayor todavía que pretender que Carmena y Cifuentes disfrutan de un cerebro privilegiado.  Oí luego brevemente a un representante de la camarilla lgtb (camarilla viene a ser una traducción de “lobby”), en “El gato al agua”, negándose a debatir y volcando su sentimentalidad sobre niños o niñas que sufren lo indecible porque la sociedad no les reconoce el derecho a tener vulva o pene respectivamente. Evidentemente existen malformaciones genitales, como existen de cualquier órgano, lo que hace sufrir a quienes la padecen. Y existen también varones con acusada psicología femenina y viceversa, lo cual es también una anomalía. Por lo demás, todos tenemos defectos de un tipo u otro que nos hacen sufrir y que cada cual afronta mejor o peor, y no pretendemos que la sociedad niegue la evidencia para hacernos sentir más a gusto. Las personas no dejan de ser personas por eso, merecedoras de respeto (más o menos según se comporten, o según lo que digan y cómo); pero la anomalía o la malformación siguen siendo lo que son, y superar el sufrimiento no puede hacerse sobre la base de negar la realidad evidente y pretender que no existe. Un cojo puede ser tan respetable como un delantero del Real Madrid, pero el cojo nunca podrá sustituir al primero, por mucho que “se sienta” delantero del Real Madrid.

Lo anterior es obvio y siempre lo ha sido, y quienes pretenden lo contrario siempre han sido tildados de insensatos. Indudablemente Cifuentes, Carmena y demás, con pene o sin pene, son unos insensatos, lo cual no tendría mayor repercusión si no dispusiesen al mismo tiempo de poder y tratasen de imponer a la sociedad sus insensateces, utilizando de paso el dinero de los demás. Y manipulando a las personas desde la infancia, cuando están más indefensas frente sus aspiraciones totalitarias. Estos dos aspectos, la negación de la realidad con argumentos sensibleros y victimistas, y la imposición tiránica de tales sandeces, define lo que en Europa, una introducción a su historia, he denominado “pensamiento histérico”, que tales estragos ha hecho en el siglo XX.

Esas personas no tienen ni idea de lo que es la democracia. Por el contrario, su mentalidad es idéntica a la de los nazis o los stalinistas. No solo exponen sus ideas –a lo que tienen derecho–, sino que intentan reprimir las de los demás, negar a los demás la libertad de expresión y de conciencia, lo cual es añadir una insensatez a otra, y esta mil veces más peligrosa y dañina.  El asunto ha dejado de ser cosa de risa, precisamente por las ambiciones y comportamientos despóticos de esa gente y porque han logrado convertir la ideología “de género” en una realidad  definitoria de la política en España y la UE, aunque en Usa parece que va habiendo  una reacción. No debemos seguir por ahí de ningún modo, si no queremos ser llevados a una sociedad de pesadilla, a un manicomio. En Una hora con la Historia, Fernando Paz ha examinado el historial de los creadores de la ideología “de género”,  y realmente todos sufrían muy serias perturbaciones psíquicas (Escuchar: https://www.youtube.com/watch?v=Ar1x4EUezgw&t=10s ).

Dentro de sus siniestras aspiraciones se han inventado el delito de “odio” o de “incitación al odio”, es decir, pretenden modelar a su gusto no ya las ideas sino los sentimientos de la gente, algo inédito incluso en la URSS o en la China de Mao. Y lo hacen precisamente quienes expresan un odio más violento a quienes les llevan la contraria, como puede comprobarse en las redes sociales. Es una manifestación más de histeria, cada día más amenazante para la libertad y la salud social del país. Hay que reaccionar.

http://gaceta.es/pio-moa/pene-cifuentes-carmena-01032017-1034

El Colegio Americano de Pediatras desmonta la ideología de género y la transexualidad infantil en 8 puntos

El Colegio Americano de Pediatras, ha realizado un estudio en el que hablan de los peligros de la transexualidad y de la ideología de género, haciendo especial hincapié en la transexualidad infantil.

La ideología de género perjudica a los niños

1. La sexualidad humana es un rasgo binario, biológico y objetivo. Los genes ‘XY’ y XX son marcadores genéticos de la salud, no marcadores genéticos de un trastorno. Lo normal en el diseño genético humano es ser concebido macho o hembra. La sexualidad humana está diseñada de manera binaria con la intención evidente de la reproducción y multiplicidad de nuestra especie. Este principio es evidente por sí solo.

Los trastornos del desarrollo de la sexualidad (DSD) y su desviaciones, incluyendo la feminización testicular y la hiperplasia suprarrenal congénita, son médicamente identificables en la norma binaria sexual y es por ello por lo que se reconocen como trastornos del diseño humano.

2. Nadie nace con género. Todo ser humano nace con sexo biológico. El de género (la toma de conciencia y el sentirse masculino o femenino) es un concepto sociológico y psicológico, no una objetividad biológica. Nadie nace con la conciencia de sí mismo como hombre o mujer. Esta toma de conciencia se desarrolla con el tiempo y, como todos los procesos del desarrollo, puede ser descarrilado por las percepciones subjetivas de la infancia; las relaciones; y las experiencias negativas ocurridas desde la infancia. Las personas que se identifican con “la sensación de pertenecer al sexo opuesto” o “en algún punto intermedio”, no forman un tercer grupo sexual, siguen siendo hombres o mujeres biológicos.

3. La creencia de una persona de pertenecer o no a un determinado sexo es, en el mejor de los casos, un pensamiento confuso. Cuando un niño y una niña, biológicamente sanos, creen que son lo contrario a su sexo biológico, se produce un problema psicológico, no físico y, por tanto, debe ser tratado como tal. Estos niños sufren disforia de género. La disforia de género (GD) está reconocida como un trastorno mental en la reciente edición del Manual de Diagnósticos y Estadísticas de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-V).

4. La pubertad no es una enfermedad, pero el bloqueo de las hormonas de la pubescencia puede ser muy peligroso. Bloquear este tipo de hormonas durante la pubertad induce un estado de enfermedad, es decir, provoca la ausencia de pubertad, inhibiendo el crecimiento y la fertilidad de un niño que, antes del proceso, era biológicamente sano.

5. Según el DSM-V, mencionado previamente, el 98% de los varones y el 86% de las mujeres que durante la infancia confunden su género, finalmente aceptan su sexo biológico tras pasar por la pubertad.

6. Los niños que utilizan bloqueadores de la pubertad para realizar un cambio de sexo, necesitarán hormonas del sexo opuesto durante una adolescencia tardía. La utilización de las hormonas sexuales como la testosterona  y los estrógenos del sexo opuesto conllevan riesgos peligrosos para la salud. La ingesta de hormonas puede provocar presión arterial disparada; coágulos de sangre; accidentes cerebrovasculares y cáncer.

7. Las tasas de suicidio son veinte veces mayores en los adultos que usan hormonas del sexo opuesto y/o se someten a una cirugía de cambio de sexo. Incluso en Suecia, que es uno de los países más a favor de la inclusión y normalización de la ideología de género, los suicidios se disparan. ¿Qué persona, compasiva y razonable, desearía condenar a niños pequeños a semejante destino, sabiendo que después de la pubertad, hasta el 88% de las niñas y el 98% de los niños con dudas sobre su género aceptan su realidad física y consigue un estado de bienestar físico y mental?

8. Condicionar la educación de los niños haciéndoles creer que la suplantación del sexo biológico mediante cirugías y productos químicos es algo normal y saludable es abuso infantil. Endosar la ideología de género de forma generalizada y a través de la educación pública y de los políticos confundirá tanto a niños como a padres, lo que provoca que cada vez más niños acudan a las “clínicas de género” para recibir medicamentos químicos que bloquean las hormonas pubescentes.

Muchos niños elegirán una vida llena de hormonas cancerígenas y de productos químicos tóxicos nada recomendables para la saluda y muchos de ellos elegirán la mutilación quirúrgica, innecesaria, de partes de su cuerpo perfectamente sanas en su juventud.

http://www.actuall.com/familia/el-colegio-americano-de-pediatras-desmonta-la-ideologia-de-genero-y-la-transexualidad-infantil-en-8-puntos/

vilchesArtículo de Jorge Vilches en http://www.vozpopuli.com

Penes, vulvas e ingeniería social

La reacción airada e insultante de los medios y de ciertos cargos públicos a un mensaje políticamente incorrecto es una prueba de la dictadura del pensamiento único. El establishment ha saltado de sus poltronas públicas o subvencionadas porque alguien –me da igual quién- ha emitido un mensaje–me da igual qué- distinto a la verdad oficial.

La verdad y la moral son dictadas a través de la legislación y las instituciones internacionales; esas mismas que controla el establishment
Es triste, pero el consenso socialdemócrata ha creado una sociedad de ciudadanos-niño donde la responsabilidad se ha depositado en el Poder. La verdad y la moral son dictadas a través de la legislación y las instituciones internacionales; esas mismas que controla el establishment. El individuo de Occidente, sometido al terrible Estado Minotauro que se retroalimenta, es un pobre personajillo orwelliano.

El ciudadano-niño se siente liberado de tener que asumir la responsabilidad de construir su propio futuro, tutelado de la cuna a la tumba, resguardado de los riesgos de la vida, y sin tener que elaborar su propia moral. Ya lo hace el Poder por él.

Es el sueño del socialdemócrata que surge de la New Left: un Hombre Nuevo defensor de su amo, en aras de una Sociedad Nueva
Ese Poder nos ha hecho creer que la democracia es la combinación de derechos sociales con pensamiento único. Es el sueño del socialdemócrata que surge de la New Left: un Hombre Nuevo defensor de su amo, en aras de una Sociedad Nueva, igualitaria, homogénea y confortable gracias al paternalismo vigilante e imprescindible del Estado, y todo envuelto en la retórica de la democracia totalitaria.

El método es la lógica de los intolerantes, que obliga a eliminar al que piensa distinto o quiere iniciar un debate. No se trata solo de que los grupos que apoyan la verdad oficial son subvencionados y aupados a los medios de comunicación, convirtiéndose así en un resorte personal e interesado para el ascenso social y económico. Es que, además, los que opinan de forma diferente, reclamando libertad para decidir su presente y futuro, su moral y comportamiento, son acosados, insultados y expulsados de esa comunidad progresista y perfecta. La violencia no es solo física sino social y de comunicación. Esa es la nueva ola violenta que nos acecha.

El progresismo internacional ha impuesto una idea de comunidad basada en las identidades de grupo opuestas a las tradicionales
El progresismo internacional ha impuesto una idea de comunidad basada en las identidades de grupo opuestas a las tradicionales. Es el viejo planteamiento maoísta de conformar una Sociedad Nueva extirpando los “cuatro viejos”: pensamiento, educación, cultura y costumbres. Y lo llevan haciendo al modo gramsciano desde la década de 1970 mediante el control de la educación, las artes y las letras, con la legislación en la mano, a golpe de subvención a los colaboracionistas.

La escuela dejó de ser un lugar de instrucción intelectual y laboral para convertirse en el perfecto centro de adoctrinamiento. Lo hicieron los Estados nacionales, como el francés desde 1875, para inculcar, se quisiera o no, los principios republicanos. Lo repitieron las dictaduras en el siglo XX, que convirtieron los colegios en fábricas de patriotas nacionales o proletarios, en pioneritos, en pequeños vigilantes de la verdad oficial. Y a la “Formación del Espíritu Nacional” le sustituyó la “Educación para la Ciudadanía”, y luego “Valores éticos”, donde la solidaridad, el feminismo o el ecologismo tal y como dicta el establishment son principios obligatorios.

El político dicta “la normalidad” que el ciudadano-niño debe obedecer
El político dicta “la normalidad” que el ciudadano-niño debe obedecer. El Poder paternalista esconde la libertad en un cuarto oscuro donde al individuo le da miedo entrar. Se ha perdido la responsabilidad en la elección, y con ello la individualidad. Lo apuntaba Giuseppe Capograssi: el objetivo del Estado es conseguir que la persona desee ser como los demás, para lo cual solo tiene que seguir las normas dictadas por el establishment.

El castigo por salir del cauce es duro. En realidad, la izquierda alternativa, esa que está en Podemos y su entorno, no es más que la tropa de ese Poder transnacional que, como si fueran las SA, hace el trabajo sucio, callejero y mediático de romper cristales de la libertad. No son antisistema, son parte de él. Es la falsa oposición a la dictadura de la democracia social y el pensamiento único.

Si el ciudadano-niño no cumple, discrepa o quiere debatir los dictados morales del Estado paternalista, obtiene el merecido castigo. El ingeniero social debe corregir al individuo para conseguir la perfección, esa utopía uniforme a la que vamos encaminados. Las libertades languidecen bajo la verdad de los herederos de Rousseau, de aquellos jacobinos que querían imponer una nueva Era dándole la vuelta, como si de un gorro frigio se tratase, a todas las creencias. Incluso iniciaron un calendario alternativo, con meses cuyos nombres estaban tomados de la Naturaleza.

Al autobús de “Hazte Oír” no se le ha contestado con una batería argumental, o debates en medios, como si fuera un país libre, sino con amenazas de denuncias judiciales, ofensas, retirada policial, e insultos
Era el tiempo de la conversión de la persona en ciudadano gracias al Poder -como hoy-, que es quien dicta la única verdad y la moral exclusiva, porque sin su control parental el hombre es un lobo para el hombre. Corregir y dictar, esa es la clave. Pero aquello que decían los súbditos de Robespierre es lo mismo que con el tiempo suscribirían fascistas y comunistas: “Todo en el Estado, nada contra el Estado, nada fuera del Estado”. Claro que el Estado, confundido con el Gobierno, era y es para ellos el dictador de los comportamientos sociales y de su moral, como hoy para el establishment progresista.

Al autobús de “Hazte Oír” no se le ha contestado con una batería argumental, o debates en medios, como si fuera un país libre, sino con amenazas de denuncias judiciales, ofensas, retirada policial, e insultos. No me importa la certeza o la falsedad del mensaje, sino el bloqueo oficial y oficialista a la discrepancia, que muestra el recorte en las libertades, resultado de esa rendición consciente e inconsciente a la hegemonía cultural progresista.

Es posible que a la vista de esta ingeniera social puesta al descubierto, Karl Popper hubiera añadido un capítulo a su obra “La sociedad abierta y sus enemigos”.

http://www.vozpopuli.com/opinion/Penes-vulvas-ingenieria-social_0_1004000859.html

http://www.cuatro.com/_8b00b7e5

Campaña LGTB en Navarra.

Retweeted LOSANTOSPOSTS Ⓜ️ (@LosantosPosts):

El nivel de imbecilidad en España es tal, que se puede decir “esta niña tiene pene” pero no “los niños tienen pene y las niñas tienen vulva”

 

Decir los niños tienen pene y las niñas tienen vulva es más grave que asaltar una capilla y amenazar con quemar a la Conferencia Episcopal Y a esto lo llaman Justicia

Símbolos nazis y heteropatriarcales

LA VENGANZA DE CIFUENTES

La primera persona a la que el Supremo le permitió cambiarse de sexo: “No me ofende el bus de HO”

Nació con sexo de varón y el Supremo le reconoció el derecho al cambio de sexo, por tener el síndrome de Harry Benjamin, y ahora es mujer, pero no sólo no se siente ofendida por el autobús de los niños con pene, sino que le parece una “salvajada” que lo censuren. Cuenta su historia para Actuall.

charlotte-goiarCharlotte Goiar, primera mujer a la que el Supremo le permitió cambiarse de sexo.

Charlotte Goiar (Vigo, 1972) sabe lo que es vivir con cerebro de mujer y cuerpo de hombre. Nació con genitales masculinos, pero con un trastorno genético, denominado Síndrome de Harry Benjamin (por el doctor Harry Benjamin), de suerte que no se correspondía el sexo neurológico con el anatómico.

Vivió un verdadero calvario: le hicieron bulliyng en el colegio, sus dos hermanos varones le decían “vete de casa, maricón”, estuvo más de 20 años con antidepresivos, e incluso llegó a pensar en suicidarse.

Consiguió cambiarse quirúrgicamente de sexo a los 43 años, en 2015, después que el Tribunal Supremo reconociera ese derecho.

Pero a pesar del largo y doloroso viaje que ha hecho de un sexo a otro, Charlotte, en cuyo DNI figura ahora Sexo: F, no se siente ofendida por el autobús de HazteOir.org y su mensaje: “Los niños tienen pene, las niñas tienen vagina, que no te engañen”. Por la sencilla razón de que “eso es lo normal, lo anormal sería al revés” afirma refiriéndose a la campaña que Chrysallis lanzó en el País Vasco y Navarra, con el mensaje “hay niñas con pene y niños con vulva”.

Usted no se siente ofendida por el autobús que dice “los niños tienen pene y las niñas tienen vulva”

No, porque eso es lo normal. Lo anormal sería decir lo contrario.

Es decir, la publicidad de los niños transexuales de País Vasco y Navarra

Efectivamente eso es lo anormal.

“Los niños con pene y las niñas con vulva son el 99% de la población”

Anormal ¿por qué? ¿porque es la excepción, porque numéricamente es irrelevante?

Porque no llega al 1% de la población. Y los niños con pene y las niñas con vulva son el 99%, es decir casi toda la población. Y, si tenemos en cuenta que quienes sufren estos síndromes congénitos terminan adecuando físicamente su sexo a la normalidad, nos acercamos al 100% de la población.

Entonces usted no cree que decir eso pueda ser delito de odio

Lo único que hace el autobús de HazteOir.org es manifestar una realidad anatómica, física, médica, una realidad biológica y científica del 99% de la población, es decir, casi toda la población. Pero es que además, para un niño con síndrome de Harry Benjamin lo normal es tener pene, así como vulva para una niña, por ello sufren por carecer de sus propios órganos genitales que corresponden a su sexo sentido.

Y además la Constitución Española garantiza la libertad de expresión en cuanto a ideología, religión, etc., por lo que no entiendo a qué viene tanta condena por parte de todos hacia esto, cuando es lo normal.

Usted misma es una de esos casos rarísimos de Incongruencia de Género

Así es. Tengo el síndrome de Harry Benjamin (por el médico Harry Benjamin), y está reconocido como una enfermedad rara por la Organización Mundial de la Salud desde los años 60. Se debe a la alteración de un gen en el feto en la primera fase de la gestación cuando se produce la diferenciación sexual.

Y es muy excepcional se da únicamente en 1/30.000 bebés con genotipo XY y en 1/100.000 bebés con genotipo XX, en la cual la diferenciación sexual a niveles neurológico y anatómico no se corresponden. Así, una niña nacida con esta condición, parece ser un niño al nacer, su sexo cerebral es femenino pero su anatomía externa es masculina -genitales  masculinos-.

¿Usted nació con genitales masculinos?

Pero muy pequeños, con hipogonadismo, con deficiencia de hormonas masculinas. Durante la infancia viví como un niño pero me sentía niña y hasta los 16 años no se lo confesé a mi madre.

¿Cómo se lo tomó?

Me aceptó, aunque le costó. Me apoyó siempre. Entonces acudí al endocrino y me diagnosticó el síndrome y a los 17 comencé a vestir con ropa de chica. Tomaba estrógenos (femeninos) y antiandrógenos (contra la hormona masculina)… pero no me operé para la reasignación de sexo hasta los 42 años, en 2015.

¿Por qué tardó tanto?

Porque hasta 2007, la legislación prohibía que el Ministerio cubriese las operaciones de reasignación genital. Hasta el año 2013 el Tribunal Supremo no me reconoció el derecho para operarme con cargo a la sanidad pública. Obligó a la Xunta de Galicia a la intervención. He tenido una larga batalla judicial para conseguir que me reconociesen como mujer.

“Un cambio de sexo no es como tomarse una coca-cola, como nos quiere hacer ver el lobby LGTB”

¿Se siente mejor?

Mucho más aliviada, aunque un cambio de sexo no es como tomarse una coca-cola, como nos quiere hacer ver el lobby LGTB. Es un fardo psicológico, tremendo que has sufrido durante muchos años, y lógicamente requiere de un tiempo de cuidado psicológico y físico posterior a la cirugía para poder recuperarte plenamente.

¿Se considera transexual?

Prefiero no ser definida como transexual, sino como mujer. Eso es lo que figura en mi DNI. Creo que transexual es una etiqueta ambigua y politizada por el lobby LGTB. Sólo hay dos posibilidades en la biología humana demostradas científicamente: hombre o mujer, no hay término medio, ni cinco mil identidades sexuales más como quieren hacernos creer.

¿Quiere decir que la etiqueta ‘transexual’ tiene algo de arma política?

Creo que el lobby LGTB se aprovecha de ello para imponer sus postulados. A mí ninguna asociación LGTB me ha ayudado en mi lucha por cambiarme de sexo y en mi problema personal. Únicamente lo han hecho mujeres, como yo.

Si no le entiendo mal, vd. distingue entre gente que tiene trastornos de identidad sexual, que son minoría, y otros que no son auténticos transexuales, por una moda política y cultural de la Ideología de Género ¿Es así?

Efectivamente. Hay una minoría de la población que padecemos ese tipo de trastornos (menos del 1% de la población). Y luego están los homosexualistas, las asociaciones de gays, lesbianas y trans, que acaparan subvenciones, y hacen política y quieren imponer sus postulados a la sociedad. No es lo mismo.

Se puede afirmar que la vasta mayoría de personas que se autodefinen a sí mismas como “transexuales” no padecen Transexualismo (Trastorno de Identidad de Género).

Pero los LGTB han logrado manipular el término transexual y ampliarlo, usándolo sin rigor científico. Dentro de esta definición de “transexual” se incluyen ahora personas travestis, transgéneros, bigéneros, andróginos, “free spirit”, trigéneros, y un largo etcétera de individuos con la más diversa expresión de género -no confundir con identidad de género-.

Los mayores perjudicados de esta maniobra política de los LGTB son las personas enfermas con Trastorno de Identidad de Género pues el tratamiento digno de su patología se ve frivolizado por leyes LGTB que descentralizan la atención especializada ya organizada para atender estos casos.

¿Cree que a los LGTB no les interesa la suerte de los enfermos de Trastorno de Identidad de Género?

El interés que tienen por esos pacientes es prácticamente nulo, porque lo que a la Ideología de Género le interesa es destruir el esquema binario (varón y mujer).

O sea que les manipulan…

Claro. Lo de los LGTB es ideología, moda… Lo enfermos de Trastornos de Desarrollo Sexual no somos una moda, ni una ideología, ni una elección. Y esos síndromes son raros, no son la norma.

“Todo niño tiene derecho a un padre y a una madre”

¿Es usted partidaria del matrimonio homosexual?

Yo personalmente soy partidaria de que existan uniones de hecho, pero que no llamen matrimonio, porque sólo es entre un hombre y una mujer. Y así lo dice la Constitución española.

¿Y de que los homosexuales puedan adoptar hijos?

Todo niño tiene derecho a un padre y a una madre.

Sin embargo en las aulas ya están impartiendo a los escolares contenidos LGTB

Eso me parece un adoctrinamiento forzado del que naturalmente estoy totalmente en desacuerdo.

“La Ideología de Género no es ciencia, carece de base científica, está fuera de toda realidad”

¿Por qué exactamente?

Porque la Ideología de Género no es ciencia, es ideología, carece de fundamento ni base científica alguna, está fuera de toda realidad. Y porque se impone por la fuerza, es inconstitucional. No entiendo cómo se permite esto en los colegios, es un horror.

De eso está informando HazteOir.org a los padres con el libro ¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio?

Me parece muy bien y muy necesario pues la situación es gravísima con lo que pretenden imponer en el programa educativo. Los padres tienen derecho, el deber y la consciencia de elegir la educación de sus hijos y a que no les adoctrinen con dogmas políticos del lobby homosexual.

Adivina adivinanza ¿cuál de estas dos imágenes ha sido censurada y cual la premiada?

Cristina Cifuentes y Carmena , a estos del video igual les pide la perpetua, ¿no?

https://web.whatsapp.com/9166294e-2b08-433c-ae70-655365cbb5e0

Guerra de autobuses: “No fomentamos el odio contra HazteOir, sólo pedimos respeto”
El colectivo transexual se reúne en torno a un autobús de La Sexta para realizar una contracampaña a los ultracatólicos.

http://www.elespanol.com/espana/sociedad/20170303/197980463_0.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s