“Julio el Rojo”, medrar entre despachos y salones

UN SARGENTO ESCRIBE A RODRÍGUEZ

Carta abierta en defensa del ex-JEMAD

Te dan la espalda, no te contestan las llamadas y ni siquiera quieren ir contigo al cine. Qué sólo debes estar, querido José Julio.

A tus órdenes siempre, José Julio. Cuenta conmigo, con un antiguo subordinado que te comprende. Muchas son las críticas que estás recibiendo estos días, desde que saliste del armario (o de la taquilla más bien) para publicitar tu candidatura en las listas electorales de Podemos. Muchos españoles de atacan, te insultan, te vejan… ¡incluso numerosos militares!

Sé lo que debes estar sintiendo, la soledad de quien ha tomado una decisión valiente que no es comprendida por la inmensa mayoría de sus antiguos compañeros… Te dan la espalda, no te contestan las llamadas y ni siquiera quieren ir contigo al cine. Qué sólo debes estar, querido José Julio.

Pero ánimo, que en mí tienes un amigo, alguien a quien contar tus penas y tus ilusiones, un hombro sobre el que llorar… Porque yo te entiendo y ellos no. No sé por qué se sorprenden, José Julio.¿Acaso no te llamaban ya con veintitantos años, cuando ingresaste en la Academia General del Aire, “Julio el Rojo”?¿Acaso no han visto tu trayectoria de despachos y salones? ¿Acaso no saben que nunca has estado en una guerra, ni siquiera en una misión? ¿Acaso no recuerdan tu cobardía, pusilanimidad y servilismo durante la crisis del secuestro del Alakrana? ¿Acaso Zapatero y Chacón no te nombraron JEMAD por ser el general más rojillo del plantel?

Te acusan de traicionar un juramento, de traicionar a los dos compañeros que enterrabas tras ser asesinados por los amigos de aquellos con los que ahora militas, de traicionar la unidad de España, la bandera que ultrajan tus nuevos camaradas y unas cuantas cosas más… ¡incluso de traicionar a los Ejércitos que mandaste!… Fíjate que un capitán te ha escrito esta mañana insinuando que tus tres ex compañeros del Ejército del Aire, fallecidos hace unos días en el Atlántico en el cumplimiento de su deber, tenían más honor que tú… ¡Qué osadía!

Bah, José Julio, tú y yo sabemos que nunca, nunca, nunca te creíste de verdad lo que jurabas… ¿a que cruzabas los dedos? Digamos que fueron mentirijillas necesarias, trámites tradicionales que nunca te vincularon sentimentalmente. ¿Y el honor? Se preguntan algunos. Bueno, eso del honor es decimonónico y habrá que sustituirlo por “buen rollito” o, mejor aún, “cariño y paciencia”, que esta expresión tuya para resolver la cuestión catalana me ha entusiasmado. Cuando seas ministro de defensa lo arreglamos.

Ya te digo, José Julio, sigue adelante sin mirar atrás, y no te preocupes de lo que digan los demás. Que se queden ellos con su Patria, su Honor, su Dignidad y su sentido del Deber. Tú a lo tuyo, a ejercer de rojillo porque militar, lo que se dice militar, nunca lo has sido realmente.

Y cuando consigas esa guerra civil a la que tú y tus amigos nos queréis llevar, por favor avísame que pasaremos a verte tus antiguos subordinados, más que nada para enseñarte lo que vale un peine, perdón, quería decir que pasaremos a verte para recordarte uno a uno los nombres de todos los camaradas asesinados mientras aplaudían tus compinches, amigo José Julio, aunque no estoy seguro de que lo hagamos con cariño y paciencia…

Bruno Navarro Rousseau-Dumarcet

Sargento 1º de Infantería (Operaciones Especiales) en excedencia

http://www.gaceta.es/noticias/carta-abierta-defensa-ex-jemad-06112015-1301


Ussía fulmina a Julio ‘el Rojo’: “¿Acabará abrazado a un dirigente de Bildu?”

Alfonso Ussía y José Julio Rodríguez

.”No me cabe en la cabeza que un general de cuatro estrellas se atreva a decir que el problema de Cataluña se soluciona con política, y no con la Ley”

“Muchos de sus compañeros le achacaban su escaso esfuerzo en la milicia y su preferencia por los cómodos despachos”

Juan Velarde, 06 de noviembre de 2015
 Alfonso Ussía, uno de los periodistas con mayor conocimiento del mundo militar en España, escribe este 6 de noviembre de 2015 en La Razón una columna en la que se hace una serie de preguntas pertinentes sobre el general fichado a toque de corneta por Podemos.

Al columnista, no le falta razón, no le entra en la cabeza que un militar que ha jurado defender la unidad de España hasta quedarse sin una gota de sangre pueda coaligarse con quienes pretenden explotar la unidad de España:

Juramento o promesa. Un militar jura o promete lealtad a su Bandera. No me refiero al escudo, que puede variar con los tiempos. Lealtad a su Bandera y derramar en su defensa, si llegara el caso, hasta la última gota de su sangre. El general Rodríguez, Jefe de Estado Mayor de la Defensa durante el Gobierno de Zapatero, juró lealtad a la Bandera en la Academia General del Aire. Maniobró y desfiló bajo esa Bandera. Ocupó sus despachos presididos por la Bandera. Enterró a sus compañeros, caídos por España en misiones militares o asesinados por el terrorismo, con sus ataúdes cubiertos con su Bandera. Y alcanzó el mayor grado y empleo cumpliendo con su deber y con su juramento o promesa. Curiosamente, hoy ha dejado de ser un militar para convertirse en un político.

Un partido político cuyos dirigentes desprecian la Bandera a la que juró o prometió lealtad don Julio. Sus compañeros de partido gustan mostrar en sus comparecencias la bandera republicana, también conocida como la tricolor, la rumana o, simplemente, la fea. Y ha llegado a un acuerdo con los dirigentes de «Podemos», que apoyan a Bildu -la ETA- en el País Vasco, que defienden el derecho a la fragmentación de España, que consideran la unidad de la Patria un contrasentido y jamás se han permitido un rasgo de generosidad y justicia con los militares que cumplen diariamente con su deber y con aquellos que han sido enterrados por entregar su vida por sus compatriotas. Muchas lagunas en la memoria de don Julio. Muchos desencuentros anímicos en su proceder. Muchos olvidos de sus compañeros en su mal paso dado.

Añade que los de Podemos tienen por norma la inconsistencia en sus propuestas, que donde dicen digo, mañana dicen Diego:

Los de «Podemos» dicen una cosa hoy y otra mañana, y en el mismo día, tres o cuatro contradictorias depende de dónde se hallen y hablen. Pero uno de los rasgos comunes de los dirigentes de «Podemos» es su desafecto profundo por todo lo militar. Pretendo ser bien entendido. Por todo lo militar en España, en los Estados Unidos, en Francia o en Inglaterra, que no por lo militar en Cuba, Venezuela y Corea del Norte. En estos tres últimos casos, lo militar les gusta más que comer con los dedos. Ellos son partidarios del militarismo en el poder, no de los Ejércitos que sirven a la sociedad desde el deber y la disciplina a las órdenes de los Gobiernos elegidos con los votos libres y soberanos. No puedo figurarme a don Julio estrechando la mano de los proetarras de «Bildu». No me cabe en la cabeza que un general de cuatro estrellas se atreva a decir que el problema de Cataluña «se soluciona con política, y no con la Ley». Que un general del Aire recomiende pasar por encima de la Ley es gravísimo. Pasar por encima de la Ley, con mayúscula, equivale a quebrar el Estado de Derecho, las leyes, la Constitución y, en su caso también, las Reales Ordenanzas que juró o prometió cumplir.

Y recuerda que le llamaban ‘Julio el Rojo’, un militar con demasiada querencia a los despachos:

Tuve con don Julio muy breves y esporádicos encuentros, y siempre se comportó con la cortesía y buena educación de los que llevan el uniforme. Sabía que muchos de sus compañeros le decían «Julio el Rojo», y que otros le achacaban su escaso esfuerzo en la milicia y su preferencia por los cómodos despachos. En las Fuerzas Armadas son necesarios los militares de campo que disfrutan con sus hombres y comparten sus padecimientos, y lo que proyectan, idean, mandan y pesupuestan desde sus despachos. Pero no se me va de la cabeza lo que don Julio ha dicho. Saltarse la Ley. Eso se llama golpismo, y me niego a creer que don Julio sea un golpista.
¿Lo veremos en un mitin con la bandera «rumana» a sus espaldas? ¿Lo veremos abrazando a un dirigente de «Bildu»? ¿Se saltará la Ley un general de cuatro estrellas con los primos hermanos de «Podemos» en Cataluña, los de la CUP?

¿Un nuevo Miaja? No entiendo nada

http://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2015/11/06/ussia-alfonso-larazon-jose-julio-rodriguez-jemad-bildu-podemos.shtml

!bravo Coletas! Eres un crack. Después de lo del general Rodríguez, ahora a por un cardenal de la Conferencia Episcopal, un inspector de hacienda y el duque de Alba !!viva la casta!!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s