A la colección municipal. Traslado de restos del escultor Antonio Navarro Santafé

2010/12/25 22:10:00 (3273 reads)

Los restos del escultor Antonio Navarro Santafe camino de su panteón definitivoUn Ayuntamiento coleccionista

El pasado 22 de diciembre de 2010, fueron trasladados los restos del escultor villenense, Antonio Navarro Santafé desde el panteón familiar en el cementerio antiguo al Panteón de Ciudadanos Ilustres de Villena.

Hablaban de “una carroza fúnebre tirada por dos caballos negros” . La carroza se transformó en un vil carromato, más digno de transportar “las morcillas que sabe hacer” Doña Celia Lledó que de un homenaje a un esteta…

Foto: Los restos del escultor Antonio Navarro Santafé camino de su panteón definitivo

Un Ayuntamiento coleccionista “Vanitas vanitatis et omnia vanitas”.


  Ya hay cinco ilustres villenenses en el Panteón de Ciudadanos ilustres: José María Soler, Alfredo Rojas, Ruperto Chapí, Joaquín Mª López y Antonio Navarro Santafé. La colección de ilustres va aumentando y el ayuntamiento de Villena y su alcaldesa están muy contentos.

Vicente Rodes , alcalde responsable del inicio coleccionista, trajo a Chapí de Madrid. Y sin ánimo de crítica, dió sepultura directamente a su socio de “la imprenta del paseo”, Alfredo Rojas , un hombre bueno, una vez que le nombró hijo predilecto de Villena en 1996 actuando como juez instructor del expediente, a propuesta del Círculo Agrícola Mercantil y 80 ciudadanos.

Vicenta Tortosa , fue la segunda alcaldesa en ir completando la colección trasladando los restos mortales de José María Soler y de Don Joaquín Mª López . De este último hay que añadir como anécdota que, su biznieto Don Aurelio López Tarruella , dejó testamento que deseaba ser enterrado, en el mismo ataúd, con su bisabuelo el tribuno y jurisconsulto, regente de Isabel II y dos veces presidente del gobierno de España. Sorprendéntemente la extensa familia consintió o no se enteró, pero se hizo; de este modo, Don Aurelio López Tarruella o parte de él, probablemente yace también en el Panteón de Ilustres de Villena.

Celia Lledó, ha conseguido otro para la colección, al empeñarse en trasladar los restos del escultor Antonio Navarro Santafé a la colección de ilustres,en contra del pensamiento de la familia y de la viuda, forzada por la insistencia de dos alcaldes enviados para convencerla, Rodes y Mullor; contraviniendo el deseo del propio escultor de yacer en tierra. La familia ha estado obligada a partir los restos y han quedado una porción de ellos en el panteón familiar por deseo expreso de la viuda.

Pero todavía es mas grave la vejación : Se hablaba de una ceremonia donde la familia, las autoridades, los miembros de la Junta de Conservación y Tutela del Museo y el pueblo en general que quisieran acompañar al acto seguirían a “una carroza fúnebre tirada por dos caballos negros que transportaría el ataúd con los restos de Antonio Navarro Santafé “, exhumados el día anterior. La carroza se transformó en un vil carromatoirrespetuoso y ridículo, más digno de transportar “las morcillas que sabe hacer ” Doña Celia Lledó , que de una inhumación de los restos de un hijo predilecto de Villena y de homenaje a un esteta, como es el escultor Antonio Navarro Santafé, una persona dedicada toda su vida a crear belleza. ¡Una vergüenza, alcaldesa!. Otra villanía que se añade a sus meritos como primera edil y que se suma, esta vez espero que sea la última, a las muchas que los ayuntamientos cicateros de Villena cometieron contra el escultor.

La gente se comportó prudente y no hubo comentarios sobre la inconveniencia de ese carromato, hablaban perplejos y con disimulo de esos caballos negros.

Una vez en la capilla y rezado el responso. La emoción llegó cuando una sobrina de Santafé recitó una poesía del propio escultor, que compuso a propósito, y recitó él mismo a los postres el día del homenaje como hijo predilecto de Villena, y en la que trata de olvidar “la angustia tan honda de mi vida”, como cuenta el biógrafo: “En tan emocionante momento y en las clarísimas frases de sus versos expresó con total franqueza toda “con la llaga que “el olvido” “oficial” de su pueblo tantos años, casi 60 años, había producido de manera constante en su vida” :

Cuando el beso de la madre que se fue

sientes frío por ausencia en la mejilla,

solo otro llega al alma, el de la arcilla,

el de la tierra madre que te vio nacer.

Hondo deseo que aun sentido sin querer

de tanto sentirlo te mancilla

hasta hacerse gozo y maravilla

cuando se recibe como el esperado bien.

Por la angustia tan honda de mi vida

hoy su beso, completa, mi alma llena

como una luz esperada y ya encendida.

En mis ojos dolientes ya no hay pena.

Ya puede mi vida mirarte agradecida

que te acuerdes de mí ¡Madre Villena!.

Biografía de Antonio Navarro santafé

Antonio Navarro Santafé, ya está en la colección municipal de hombres ilustres, en un vulgar mausoleo construido por la Diputación Provincial, un tipo de columbario colectivo, eso sí, con puertas y vistas a poniente.

Hay pocos casos como el de Villena. Los cementerios sirven también para turismo histórico, y su recorrido proporciona a los aficionados satisfacción a su curiosidad, proporcionando medios de vida a escultores que como Antonio Navarro Santafé esculpieron figuras en los mausoleos y mantienen su obra en muchos cementerios del mundo. Los columbarios impiden en cierta manera ese turismo recreativo de obras escultóricas.

En 1837 hubo la primera iniciativa para crear “El Panteón de Hombres Ilustres Nacional” . La ley del 6 de noviembre de ese año, en su artículo nº 2 establecía la construcción de un Panteón Nacional en la actual Basílica de San Francisco El Grande de Madrid

“Se buscaron, sin éxito, los restos de: Luis Vives en Bélgica, Antonio Pérez (secretario de Felipe II) en París, Cervantes, Lope de Vega, Juan de Herrera, Velázquez, Jorge Juan, Claudio Coello, Tirso de Molina y Mariana y Moreto. Todos se dieron por perdidos definitivamente.

El 20 de junio de 1869 se inauguró el Panteón, en él se depositaron los cuerpos de: Juan de Mena, El Gran Capitán, Garcilaso de la Vega, Ambrosio de Morales, Alonso de Ercilla, Lanuza, Quevedo, Calderón de la Barca, Marqués de la Ensenada, Ventura Rodríguez, Juan de Villanueva y Gravina. Los cuerpos se trasladaron en carrozas engalanadas, acompañados por bandas de música, ejército y guardia civil (el séquito entre comitiva oficial y resto de ciudadanos llegó a medir 5 kilómetros). Los cuerpos se enterraron en una capilla de la iglesia. Años más tarde fueron reclamados por sus ciudades de origen. Con lo cual la idea de formar un Panteón Nacional quedó relegada durante años”, aunque la iniciativa perdura…

Volviendo a Villena, contamos una anécdota ocurrida a Don Vicente Prats, próximo candidato por edad a la colección, al que deseamos que tarde muchos años en llegar; estaba Don Vicente en la puerta del panteón y un familiar le preguntó si iba eligiendo ya el sitio, a lo que contestó malhumorado, “¡qué mala leche tienes…!”

Los candidatos actuales además de Don Vicente Prats , serían Don Alfonso Arenas Ferriz , abogado, que aunque fue senador por nominación de Las Cortes Valencianas, no por ello es menos ilustre. Doña Vicenta Tortosa Urrea , actualmente diputada por Alicante en las Cortes Generales de España. Deseamos a todos ellos que tarden muchos años en pertenecer a la colección de ilustres villenenses. 

OTROS ILUSTRES SIN CATALOGAR

Envío un reto a los actuales munícipes, o a los que vengan con las mismas ansias coleccionistas, para que busquen y completen la colección de ilustres, al diplomático Don Luciano López Ferrer, hijo adoptivo de Villena. A Don Antonio Pérez Torreblanca (Villena, 1900 – † Rabat-Marruecos, 1954), abogado, político y periodista villenense. Elegido diputado por Alicante, por las elecciones generales españolas de 1931, en las Cortes constituyentes de la II República, perteneciente al Partido Republicano Radical Socialista del que había sido fundador. Como pista, sus hijas, Encarna y Marivir Pérez-Torreblanca Guardiola, todavía viven en Alicante.

Deseo terminar con una estrofa muy al caso de las COPLAS DE DON JORGE MANRIQUE POR LA MUERTE DE SU PADRE : Las dávidas desmedidas, /los edeficios reales /llenos d’oro, /las vaxillas tan fabridas /los enriques e reales /del tesoro, /los jaezes, los caballos /de sus gentes e atavíos /tan sobrados /¿dónde iremos a buscallos?; /¿qué fueron sino rocíos /de los prados?

¡FELIZ NAVIDAD!

Pedro Hernández Marco vinalopodigital@ono.com

Colección de fotos que ilustran el comentario anterior

Panteón de Antonio Navarro Santafé en el cementerio viejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s