La Alcaldesa quiere reponer la figura del sereno

on 2008/9/25 16:49:05 (822 reads)

La historia del sereno

Villena, capital del Alto Vinalopó, está en el candelero en los medios de comunicación por las noticias que está produciendo y los muchos proyectos de futuro que tienen que realizarse a corto y medio plazo. Aunque también es cierto que se está retrocediendo en el aspecto de la seguridad ciudadana y las bandas de delincuentes se han fijado en la tierra de José Maria Soler, para realizar todo tipo de fechorías…

Esta ciudad en los últimos años ha aumentado demográficamente debido al asentamiento de inmigrantes llegados de todas las partes del mundo, sobre todo de América latina, que han buscado en esta tierra trabajo y bienestar. Aunque también atrae a individuos indeseables que lo único que pretenden es que los autóctonos no vivan con la tranquilidad de antaño. Por eso los comerciantes quieren que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado refuercen su vigilancia.

En una ciudad como Villena, donde la delincuencia en general es más proclive en estos tiempos es necesaria una Comisaría del Cuerpo Superior de Policía, que ayudaría en sus labores al resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que en muchas ocasiones están desbordadas por el aumento del ratio de delitos. Hay que esperar que este proyecto sea una realidad en un breve espacio de tiempo lo que supondría para los villenenses una excelente noticia.

Dos serenos del siglo XX (imagen donada a nuestro Museo Virtual de Viejas Fotos)También se ha hablado de reponer la figura del sereno, una figura que para un servidor es muy especial ya que mi abuelo José, fue sereno allá por los años sesenta de la zona del centro de Villena, el Paseo de Chapi y todas las calles adyacentes.

En aquel tiempo el vigilante o sereno, no cobraba ningún emolumento por parte del Ayuntamiento, su sueldo lo sacaba de las aportaciones mensuales, que daban los comerciantes y los vecinos de la zona, donde esta persona realizaba su función nocturna. Que se iniciaba a las diez de la noche y finalizaba sobre seis de la mañana. Sus únicas armas de defensa, eran su bastón y un silbato. Su trabajo era vigilar los comercios de su distrito y si observaba algún sospecho de cometer un delito, con su silbato persuadía y alertaba a los Fuerzas de Seguridad, de ahí el dicho. “Me tomas por el pito del sereno” ya que en algunas ocasiones no era efectivo.

También la asistencia a cualquier urgencia que se presentara a algún ciudadano, buscar al médico, al ATS, farmacéutico, etcétera. En muchas ocasiones también procedía a abrirle la puerta del portal a alguna persona que venía de juerga y no atinaba con la llave. Lo que es una realidad, es que Villena necesita urgentemente que se refuercen, sobre todo, por la noche, la vigilancia por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de este modo persuadir a los delincuentes para que no cometan más fechorías. 

MANUEL ESTEBAN

http://www.lasprovincias.es/valencia/20080924/alicante/historia-sereno-20080924.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s