En España no cabe un tonto más.

5/10/2006 21:00:00 (1638 Lecturas) Los que protegen a los “Freedom go to hell” Durante toda esta semana se han llenado las cadenas de televisión los periódicos impresos y digitales con noticias sobre la mahoma y las barbaridades que se le hacen a este muñeco en las fiestas de moros y cristianos de la Comunidad Valenciana. Hasta el Periódico “Le Figaro” publicaba ayer una noticia al respecto que titulaba “Mahomet disparaît des fêtes de la Reconquista” en donde nos describe cómo se han autoregulado, eliminando la destrucción de la marioneta de Mahoma en las ciudades de Bocairente, Bañeres, Benejama y Alcoy, comparando la suspensión de la obra de Mozart en la Opera Alemana que incluía la decapitación de Mahoma, por el miedo a la reacciión del mundo musulman. Para nada temian la reacción de los cristianos y budistas cuando en la misma escena se decapitan también a Cristo y a Buda.
Hoy nos aparece la noticia de que “El presidente de la Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas (Feeri), el imán de La Mezquita La Unión de Málaga, Félix Herrero, exigió ayer que se suspendan las tradicionales Fiestas de Moros y Cristianos que se celebran en Andalucía, Aragón o el Levante por la imagen que se da del pueblo musulmán y consideró que “no tienen cabida en la España democrática”,  que ha sido comentada en la emisoras de radio y difundida por varios diarios digitales.Si alguien dudaba todavía. Si algún progre defensor de los radicales islamistas necesita más motivos para darse cuenta de quiénes se trata realmente, aquí tiene la mejor prueba. Sin trampa ni cartón, este es un vídeo que demuestra la verdadera cara de los radicales islamistas y sus atrocidades.Junto a los “claudicantes”, que justifican cualquier atrocidad cometida en nombre de Alá, apelando a supuestas culpabilidades del Occidente cristiano, surgen también -como ocurrió con las viñetas- quienes gritan “basta ya” y se niegan a la censura o a someterse a una “civilización” que ahorca homosexuales, lapida adúlteras, permite la pederastia y degüella en nombre de Alá.

Cabe preguntarse, como hace Alfonso Rojo este jueves en su columna de ABC, por qué algunos se empeñan en defender a estos radicales que no respetan nada -salvo el nombre de Alá-, y cargan contra los valores de la democracia que les da la libertad de opinar como lo hacen:

Memos peligrosos

En España no cabe un tonto más. Si albergan alguna duda, abandonen por unos minutos sus fuentes de información habituales y naveguen por el dial de la radio, la parrilla de televisión y las páginas de los periódicos.

Se quedarán pasmados. Y no ante la furia de los fanáticos musulmanes, sino ante la estupidez de los progres occidentales. En particular la de los españoles, que -una vez más- se han lanzado en tropel a vituperar al Papa y a defender a capa y espada el derecho a la ira de los islámicos.

Se trata de una faceta más de la mamarrachada general. Si un ex ministro del Gobierno de España, natural de Córdoba y candidato socialista a la presidencia de Generalitat afirma sin estar bebido que Rubianes es «parte de la cultura catalana» y que hay que exportarlo, cómo no va a aparecer en la Cadena SER un tipo de voz engolada asegurando que la yihad es el equivalente mahometano de la Teología de la Liberación cristiana.

Eso o que el verdadero peligro es monseñor Cañizares y despropósitos mayores. Y no son oyentes coñazo los que sueltan semejantes sandeces, sino periodistas de relumbrón, profesores de universidad, políticos de peso y artistas de renombre.

Es como si el personal hubiera perdido el sentido común. Aunque sólo fuera por su bien, a algunos y algunas, habría que recordarles que regímenes fieles cumplidores de ese credo que les parece tan auténtico y pacífico, ahorcan a los homosexuales y lapidan a las adúlteras.

Y no es algo que hagan a escondidas. En internet, en esas webs que sirven de pantalla a Al Qaida y replican televisiones como Al Yasira, hay colgado un texto que dice: «Romperemos la cruz y derramaremos el vino… Alá ayudará a los musulmanes a conquistar Roma… Nos hará capaces de cortar el cuello… a los infieles y déspotas».

Benedicto XVI tenía más razón que un santo y soltó una verdad como un templo, cuando citó a Mahoma en la Universidad de Ratisbona y concluyó que la difusión de la fe religiosa mediante la violencia es algo irracional.

Dicho esto, es inevitable preguntarse la razón por la que proliferan los «claudicantes», los que olvidan que vivimos en el seno de una civilización que garantiza la libertad, intenta proteger al desvalido, no discrimina por razones de sexo o raza y genera progreso, para respaldar a facinerosos que amenazan al Vaticano, degüellan rehenes, asesinan monjas y tratan a la mujer peor que al burro.

Lo único que se me ocurre, para explicar la proclividad musulmana de la izquierda europea, es que percibe el islamismo como una fuerza antisistema y por tanto como un engorro para Estados Unidos. Eso y que hay mucho tonto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s