El suspiro del Moro

16/7/2006 20:00:00 (2550 Lecturas)

“Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre”.- Vicente Rodes ha querido hacer unas declaraciones a Tv Intercomarcal sobre el acuerdo del Pleno de privatización de los corrales y destrucción de la Plaza de Toros. Bajo el título  “Vicente Rodes: “Comparó el último pleno con la noche triste de Moctezuma””. No se podía escuchar en el primer vídeo de Tv Intercomarcal en el segundo sí, esas palabras de Vicente a la referencia de lo que ocurrió hace casi 500 años, el 8 de noviembre de 1519, cuando Hernán Cortés, y no Pizarro Don Vicente, hacía su entrada en Tenochtitlán, lo que se conoce hoy como ciudad de México. Allí se enfrentó a los indígenas, en lo que se ha descrito como una auténtica masacre. Y, en lo que se conoce como la Noche Triste, Moctezuma perdió la vida y los aztecas atacaron furiosos a los conquistadores…

Pero esa noche triste de Vicente Rodes con el asunto de La Plaza de Toros, comenzó hace seis o siete años, y sus tardías lamentaciones y llamadas a sus abuelos: “…y no es que ayer me preocupe que por un voto estas personas que ahora se llaman del talante, derrotaran en un pleno al Partido Popular con ayuda de Iniciativa Independiente”. “Lo que me entristece que ayer entre comillas se cargaron, todo el entusiasmo, toda la dedicación, todo el esfuerzo y todo el coraje, porqué no, que pusieron; yo te iba a decir mis padres y mis abuelos, los padres y lo abuelos de tantos y tantos y tantos villeneros… que pudieron llevar acabo ese monumento que es la Plaza de Toros…”, tenía que haberlas pensado día a día durante su segundo mandato.

Se olvida pronto, Vicente, o pretende que se olvide, su escaso coraje y precisión, y su escasa dedicación a la defensa de la Plaza en su integridad. En primer lugar cuando se dejó embaucar por una Asociación de Comerciantes politizada. En segundo lugar cuando le discutía al Proyecto Sol y Sombra de esa politizada Asociación de Comerciantes que el proyecto no respetaba el anillo perimetral, o sea, la fachada que es lo que él defendía. Y en tercer lugar cuando le regalaba un millón de pesetas para que hiciesen un nuevo proyecto de centro de ocio a la mencionada asociación, respetando la fachada. A eso se llama, falta de precisión, de concreción y de criterio. Miedo electoral, más bien, y no saber dar un puñetazo encima de la mesa…

Tras arrebatar los Reyes Católicos el último reducto de  dominación musulmana a Boabdil (Mohamed Abu Abdalahyah); el rey moro y su séquito fueron desterrados de Granada. La caída de Granada se debió a la despreocupación de Boabdil por la defensa de la ciudad. Camino a su destierro, Boabdil giró la mirada hacia Granada, sobre la colina conocida por El Suspiro del Moro, se detuvo y observando por última vez su palacio… suspiró, y rompió a llorar, y fue su propia madre Fátima quien le dijo: “Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre”.

Ahora Vicente llora lo que no supo defender, lo que no quiso proteger del deterioro, lo que no quiso limpiar, lo que no quiso catalogar para protegerla de los desmanes que ahora pueden ocurrirle. El LIBERTICIDA concejal de Urbanismo y Comunicación, José AyeloLlora porque le tomaron el pelo esos comerciantes y llora por su escasa visión y dedicación política de sus cuatro últimos años, aletargado por los éxitos conseguidos durante los cuatro primeros de mandato.

Y llora, además, vencido por un hombre, el concejal Ayelo, el liberticida y presunto malversador, al que le expedientaron por meter, presuntamente, las manos en la caja municipal del dinero de los ciudadanos, y Vicente dejó, por estulticia o por intereses particulares, que a ese personaje no le podamos quitar lo de “presunto”, al dejar prescribir el expediente. Y, sin vergüenza social porque no la conoce, este permanente presunto, además nos chulea a los ciudadanos con que le regalará los corrales y lo que haga falta a la empresa que le adjudique el proyecto, para que tenga beneficios y rentabilice la inversión que va a terminar, por los siglos, con la Plaza de Toros, eso sí, respetará la fachada como quería Vicente Rodes.

Hoy día el inicio de la frase “llora como mujer…” no se puede aplicar en el sentido peyorativo de 1492. Ahora las mujeres, y escribo por las del Partido Popular, tienen coraje y saben dar puñetazos sobre la mesa…, y son precisas como lo demostró la portavoz y Presidenta del partido, Celia Lledó, en el pleno del infausto 13 de julio. Mujeres que no lloran en su lucha por seguir defendiendo la integridad de la Plaza de Toros y la solución a los muchos problemas de Villena. Mujeres con visión y futuro político para representar con orgullo y defender con decisión y arrojo los intereses y derechos de los ciudadanos de Villena.

¿Para qué ha ido Vicente a la televisión?, ¿qué pretende?, ¿justificarse?, ¿recomenzar su “campaña” política?. Vicente Rodes es un pasado de éxito y llanto. Vicente llora y lamenta, ahora, lo que no supo defender, entonces, como político.

Que hable solo del MUBAG que, ahora, le da de comer.


Pedro Hernández Marco

Enlace al Vídeo de Tv Intercomarcal
nbsp;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s