Narbona propone eliminar las piscinas y jardines de los valencianos

el 29/6/2006 9:00:00 (1323 Lecturas)

Narbona
Cristina Narbona PSOE

SU ALTERNATIVA AL PHN Narbona propone eliminar las piscinas y jardines de los valencianos Los ataques que sufre la Comunidad Valenciana por parte del Ejecutivo central viven un nuevo capítulo: la ministra de Medio Ambiente quiere ahorrar agua eliminando la de piscinas o riegos. Mientras el Gobierno central negaba hace un par de días un trasvase de urgencia para salvar los campos de la provincia de Alicante, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, volvía a evidenciar la falta de alternativas a la derogación que su propio Gobierno decretó sobre el Plan Hidrológico Nacional (PHN) y su trasvase del Ebro con una rocambolesca solución: dejar sin agua las piscinas y jardines de la Comunidad Valenciana.

Además de demostrar la poca sensibilidad que tiene el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con los problemas reales de la Comunidad Valenciana, con estas declaraciones Cristina Narbona ha evidenciado una vez más que el Plan AGUA no existe y que la promesa de hacer llegar más agua a la Comunidad Valenciana, y Murcia, era pura quimera. La titular de Medio Ambiente manifestó que “nadie puede entender que con la situación que existe de reducción de precipitaciones en Levante, todavía no se hayan producido restricciones en el llenado de piscina o en el riego de parques y jardines”.

Narbona, que realizó estas declaraciones en unas jornadas organizadas por el Parlamento Europeo, “olvidó” realizar una autocrítica a su gestión sobre los recursos hidricos y culpó de la situación de extrema gravedad a “las pocas precipitaciones que se han producido este año” y a la poca colaboración de administraciones territoriales (Valencia y Murcia) que “no han impuesto determinadas limitaciones a lo que son usos esenciales del agua”.

Sin alternativas al PHN

Así pues la única medida propuesta por la titular de Medio Ambiente para suplir la falta de agua prevista en el PHN ha sido la de eliminar el agua de las piscinas en una economía, la valenciana, que vive principalmente del turismo. Y es que el Gobierno central ha derogado el trasvase de agua del Ebro pero además ha paralizado las obras del trasvase Júcar-Vinalopó, modificando el proyecto y autorizando la toma de agua desde un nuevo punto que todos los expertos han coincidido en señalar como totalmente “inservible para consumo humano, industrial o agrícola”.

Otra de las alternativas de Cristina Narbona, la construcción de plantas desaladoras, ha contado con la oposición de los municipios y con las dudas sobre su viabilidad puestas de manifiesto por los expertos, por no hablar de la negativa rotunda de los ecologistas ya que, además de las peligrosas emisiones de C02, las plantas desaladoras podrían ocasionar un daño irreversible al litoral Mediterráneo. Las plantas desaladoras suponen un importante desembolso económico inicial y de mantenimiento que encarecería, casi hasta su inviabilidad, el metro cúbico de agua.

Enlace a la noticia:
http://www.elsemanaldigital.com/arts/53141.asp?tt=

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s