PERDER EL TREN

Por su interés, Vinalopo Digital reproduce a continuación el siguiente artículo remitido por el PP Villena

 

PERDER EL TREN

PERDER EL TREN

Interesa a la ciudad de Villena, “no perder el tren”, es decir no desaprovechar la oportunidad que se nos brinda con el proyecto del AVE, de hacer realidad un deseo unánimemente compartido por todos los ciudadanos de liberar a la ciudad de la barrera que representa la vía del ferrocarril.

Existen dos únicas soluciones para quitar la actual vía de ferrocarril a su paso por Villena.

1º.-  Soterrarla, es decir llevarla a una cota de 7 metros de profundidad a su paso por la ciudad.

2º.- Desplazarla del centro de la ciudad, y desmontar todo o parte de la infraestructura que actualmente existe.

Las dos soluciones son posibles técnicamente. La primera es la conocida públicamente por el “soterramiento”. La segunda, la identificaremos como la del “desplazamiento”.

Como decía, ambas se pueden realizar desde un punto de vista de ingeniería civil, pero hay otros factores que debemos estudiar y analizar para decidirnos por una de las dos.

Veamos. Entremos en la solución del “soterramiento”.

A)     Como decía al principio esta solución implica hacer descender la vía desde la “cota 0”  ó de superficie a la “cota –7”. Este desnivel no se consigue bruscamente y se alcanza mediante una pendiente tanto en un sentido, de descenso, como en el otro, de ascenso. El tramo que el tren tiene que discurrir descendiendo tendrá una longitud que depende de las características del tren que por él circule. Si se trata de un tren de ALTA VELOCIDAD, y que no tenga prevista PARADA, las condiciones de seguridad exigen una pendiente muy suave, y por lo tanto la longitud para descender a la cota de – 7 metros supondrá una distancia muy considerable, en un sentido y en otro. Esta distancia se recorre a cielo abierto, “en trinchera”, y en consecuencia supone una nueva barrera que creamos para poder pasar de un lado al otro del ferrocarril. Si el tramo soterrado para que no fuese muy costoso, fuera el mínimo imprescindible, es decir desde el paso a nivel de los Piratas hasta el Recinto Ferial (aproximadamente 1’5 kms), los tramos en trinchera abiertos a un lado y otro, producirían una nueva muralla que abarcaría desde los “Frutales” hasta la finca “Equelite”.

B)     Un tren de ALTA VELOCIDAD, que no tiene prevista PARADA,  hacerlo pasar bajo tierra a través de un túnel, supone una gran temeridad que está en contra de las mínimas exigencias de seguridad. Si un accidente ferroviario (recientemente hemos sufrido uno cerca de aquí), supone una gran tragedia, a cielo abierto, dentro de un túnel el dramatismo toma tintes dantescos. Es por lo que los técnicos huyen en la medida de lo posible de adoptar esta solución. Se podrá decir que el tren a su paso por el tramo en trinchera y soterrado disminuyera la velocidad, que esta reducción no restaría mucho tiempo el recorrido total de Alicante-Madrid. Es cierto pero esta medida está en franca contradicción con el espíritu de un tren de este tipo que conlleva unas infraestructuras tan costosas. Si por todos los pueblos, por los que pasara tuviera que reducir la velocidad, la suma de todas las reducciones si que afectaría notablemente al proyecto. No tendría ningún sentido hacer unas inversiones tan importantes si tuviéramos que reducir la velocidad por una razón o por otra, cada dos por tres.

C)     El tren circulando a la velocidad de más de 250 kms/h., a través de un túnel, soterrado, provocaría en las fundaciones tales vibraciones que se transmitirían a las cimentaciones vecinas, causando serios problemas en las construcciones más próximas, (fisuras, grietas, etc.).

D)     Hemos dicho que desde el punto de vista técnico el soterramiento no presenta más inconveniente que ir adecuando la estructura del proyecto a las dificultades que tiene que soportar, y por consiguiente encareciéndolo notablemente, pero no podemos olvidar donde está situada la zona que pretendemos soterrar. Justo aguas debajo de la ladera de la Sierra de la Villa, aguas que habría que recoger previamente al soterramiento y conducirlas al cauce natural del Vinalopó. Esto supondría la construcción de un gran colector que tendría que pasar por debajo de los 7 metros al otro lado del soterramiento para debidamente bombeadas estas aguas, elevarlas a la cota de superficie y verterlas en el cauce que decíamos.

E)     No deseo entrar en el coste económico que esta solución supondría, aunque la empresa de ingeniería que se encargó de estudiar las distintas alternativas, también lo calculó, y quedaba tan lejana de nuestras posibilidades que no profundizamos en su estudio ni mucho menos en su financiación.

Frente a esta solución de soterramiento, se nos presenta la oportunidad del DESPLAZAMIENTO.

Cuando el Ministerio decide unir Madrid con Alicante mediante un proyecto de Alta Velocidad, no duda su trazado por el término municipal de Villena, situándolo a 2’5 kms. del centro de la ciudad, sin lugar a dudas, para evitar los serios inconvenientes y perjuicios que hemos señalado anteriormente.

Así pues, Fomento, diseña un trazado que recorre el término municipal describiendo un arco y que su parte más alejada, pasará en las cercanías de la ermita de San Bartolomé. Ante esta solución parece razonable que la actual vía del ferrocarril de los “trenes regionales” (Euromed, Altaria, Talgo, etc.), se lleve a lado de las vías del AVE. En el mismo corredor tendríamos las vías de AVE, y las de regionales.

Esta solución supondría:

a)     Que en el mismo proyecto de construcción del AVE, podría incluirse el trazado de la vía de regionales, abaratando notablemente los costes, ya que se utilizaría la misma plataforma que pasaría a ser un poco más ancha, y los “pasos” para unir una zona con la otra serían los mismos, un poco más largos.

b)     Habría que aprovechar las obras, movimiento de tierras, taludes, infraestructuras, etc., que precisa el AVE, para realizar simultáneamente las de regionales.

c)     Habría que construir una nueva estación que diera servicio a los usuarios de regionales. Esta estación estaría bien comunicada con la ciudad, a través de un vial y con los accesos de otras ciudades (Onteniente, Alcoy, Yecla, etc.) que tienen que desplazarse a Villena para utilizar los trenes Euromed o Altaria. Esta nueva estación mejoraría sus servicios a sus clientes, con aparcamiento asegurado y vigilado, restaruante, etc.

La atención a los usuarios de Villena, estaría asegurada a través de una línea de autobús que garantizase el desplazamiento en las horas de llegada y partida de dichos trenes.

d)     El Ministerio ha previsto en el trazado del AVE, una zona que denomina P.A.E.T, que garantiza una parada técnica del AVE, en el caso de una avería, o por cualquier otra razón. En las proximidades de este P.A.E.T., tendría que proyectarse la nueva estación, pues en el futuro, caso de que fuera rentable la parada de alguno de los trenes AVE que circulasen, tendría asegurada la estación que diera su servicio.

e)     No podemos olvidar la gestión que podría realizarse sobre las mercancías, mediante la construcción de lo que se llama un “puerto seco”. Desde este punto se distribuirían las mercancías, procedentes del puerto de Alicante y de otros puntos. Esta solución de trasladar las vías garantiza la gestión de las mercancías, cosa que abortamos con la solución del soterramiento.

f)       Tendríamos que desmontar toda la infraestructura que actualmente existe desde Villena hasta Caudete, con lo cual todo el término municipal a partir de Villena quedaría liberado de la barrera del ferrocarril existente.

g)     La actual estación podría quedar en su emplazamiento actual para atender a un nuevo proyecto que se llama TREN DE CERCANÍAS, y que uniría, Alicante con Villena, que daría servicio continuo a todas las poblaciones de este eje. Pero esto será objeto de otro artículo.

Así pues, concluyendo de todo cuanto se ha expuesto, si el Ministerio tiene proyectado el trazado del AVE, en superficie y alejado del casco urbano, por las razones expuestas, parece lógico que Villena, se suba al tren, aprovechando esta oportunidad de una gran obra a realizar y que por poco más, incluiría la solución a nuestro problema.

El Proyecto del AVE, unir la capital con ciudades periféricas tiene una dimensión nacional, y no se va a paralizar. No parece, por lo tanto razonable que obstaculicemos este proceso en lugar de sumarnos al mismo, pues podría entrañar consecuencias catastróficas para los intereses presentes y futuros de nuestra ciudad.

Creo que no podemos PERDER EL TREN ya que lo único que conseguiríamos es que el proyecto del soterramiento quedara en la VÍA MUERTA, y entonces sería lo peor que nos podría pasar, que el AVE, circulase a 2 kms. y medio de la ciudad, creando una nueva barrera y que la actual quedase donde está. Así tendríamos no una, sino dos barreras y habríamos perdido la oportunidad del siglo.

 

VICENTE RODES AMORÓS

Presidente P.P. Villena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s